Relajarse Fácilmente

A diario aumentan los casos de adultos con estrés, tensión, ansiedad y angustia a causa del acelerado ritmo de vida actual, a un alto nivel de exigencia y competitividad y la sobrecarga de estímulos.

Los niños no escapan de situaciones similares en el momento de separarse del entorno familiar para comenzar la guardería, el colegio. Son situaciones que les provocan mucha angustia y que generalmente se manifiestan en cambios de comportamiento, el apetito, el sueño.

La gran cantidad de deberes que les ponen, los exámenes, la sobresaturación de estímulos, la inestabilidad familiar, son la causa más frecuente de estrés en los más jóvenes y que están a las puertas de un período no menos complicado como es la adolescencia. Tu hijo necesita de ti, sentir tu amor, tu calor y sentirse acompañado..

En el caso de los bebés, la adaptación a la vida extrauterina y a toda la gama de estímulos nuevos a los que deben enfrentarse después del nacimiento, también viene acompañada de una buena dosis de estrés que puede manifestarse con episodios de llanto, insomnio, inquietud.

Relajarse disminuye el ritmo cardíaco y la presión arterial. Regula la respiración, dando lugar a una mayor oxigenación de las células y el cerebro.

Reduce la tensión muscular, el nivel de sustancias implicadas en la ansiedad. Mejora el funcionamiento del sistema inmunológico.

Relajarse ayuda a reducir los niveles de colesterol y grasas en sangre. Contribuye a alcanzar un estado de descanso profundo.

Conduce a un estado de claridad mental propiciando la concentración y la capacidad de aprendizaje Contribuye a generar pensamientos y creencias positivos aumentando la sensación de seguridad y autoconfianza.

Aplicar técnicas de Relajación de manera constante y de forma continuada en el tiempo, tienen un efecto preventivo y terapéutico importante.

Share Button
Esta entrada fue publicada en Vídeos. Guarda el enlace permanente.