Reflexología Infantil

cropped-dreamstime_m_31969855.jpg

La Reflexología es una terapia completamente inocua muy amigable, placentera y que a nuestros niñ@s les encanta. No necesitamos que se sientan mal para recurrir a ella. Por lo contrario, les ayuda en su desarrollo creando y fomentando salud y bienestar.

En los trastornos tanto orgánicos como emocionales que aparecen durante los primeros meses y años de vida, la Reflexología es una gran aliada.

Fiebre, tos, mocos, bronquitis, asma, pulmonía, otitis, amigdalitis, faringitis, ansiedad, nerviosismo, insomnio, estreñimiento, diarrea, vómitos, eneuresis, cólicos, gases, dentición..

Son sólo algunas de las sintomatologías donde la Reflexología es una excelente aliada y muy efectiva.

La Reflexología no sólo es una terapia de tratamiento sino que también tiene un efecto preventivo muy importante y utilizada como terapia complementaria es capaz de acelerar y potenciar cualquier tratamiento que se esté llevando a cabo.

Fortalece el Sistema Inmunológico y despierta los poderes curativos del cuerpo permitiendo que éste trabaje con sus propios recursos.

Tratamiento en Bebés y Niños

Indicado en todos los trastornos comunes de la infancia y en las primeras semanas, meses de vida.
Como también en todo proceso en que lo requerido sea aportar relajación y bienestar.

Recomiendo la Reflexología desde la más temprana infancia para reforzar el vínculo y el contacto.
A través del contacto el bebé aprende instintivamente a ser consciente del placer que ese bienestar le brinda, y así, podemos ayudarle a que cuando sea mayor sepa cuidar de su propia salud.